20 mayo, 2016

Deberíamos...

Deberíamos ser capaces de superar nuestros traumas; si vivimos anclados al pasado no disfrutamos el presente y, por tanto, nuestro futuro quizás no sea el que siempre hemos soñado.

Deberíamos controlar los malos pensamientos y tomarnos la vida con más humor. Bastante difícil es sobrevivir ya de por si como para complicarnos más la existencia; no sólo los unos a los otros; sino también a nosotros mismos.

Deberíamos ser capaces de enfrentarnos a los problemas y aprender de ellos; de nada sirve darles una y mil vueltas si no hacemos nada por resolvernos.

Deberíamos creer en nosotros mismos, poner en marcha todo nuestro potencial y afrontar la vida lo mejor que sepamos. Todo tiene solución menos la muerte, que para bien o para mal no depende de nosotros. ¿Para qué preocuparse por algo que tiene solución? Sólo hay que ser paciente y constante.

Deberíamos dejar a un lado los egocentrismos y trabajar más la empatía; pero a la vez debemos sentir empatía por nosotros mismos y no dejar que nos pisen. Las relaciones humanas son un tira y afloja: hoy por ti mañana por mí.

Todos deberíamos luchar por ser resilientes; seguramente el mundo fuese un lugar mejor. No es fácil, pero si se trabaja, se puede.




2 comentarios:

¡Gracias por tu comentario!